El Carmelo, desde sus orígenes estuvo siempre vinculado a la Iglesia de Inglaterra, con personajes muy insignes como fueron los Cruzados Sir Richard Grey de Codnor, y Sir William de Vescy, ellos donaron sus propiedades en Aylesford, y en Hulne en Northumberland. Convirtiendo, así a Inglaterra en la tercera fundación de la Orden. Dando lugar posteriormente en el siglo XIII que el primer responsable General fuera ingles San Simón Stock, y uno de los pilares de la Orden.

Simon Stock, vivió en el siglo 13, fue uno de los primeros priores de la orden religiosa carmelita. Poco se sabe de su vida con certeza histórica. Tradicionalmente se dice que la Santísima Virgen María se le apareció y le dio el hábito carmelita, el Escapulario Marrón. Por lo tanto, la devoción popular a Simon Stock generalmente se asocia con la devoción a Nuestra Señora del Monte Carmelo.

Durante la Reforma los carmelitas en Inglaterra se dedicaron a la enseñanza en Oxford, Cambridge, y Londres, participando indirectamente en el movimiento de Oxford y en el anglicanismo a mediados del siglo XIX.

Comparte