Día de Intercesión y Acción de Gracias por la obra misionera de la Iglesia

En el primer capítulo del evangelio según Juan, Andrés figura como uno de los discípulos de Juan el Bautista. Cuando Jesús pasó, Andrés lo siguió y luego fue a buscar a su hermano, Simón, diciendo: «¡Hemos encontrado al Mesías!».

Así pues, Andrés es considerado el primer misionero de Cristo, y la vigilia de su fiesta es un momento apropiado para la intercesión y la acción de gracias por la labor misionera de la Iglesia.

Fotografía de un coro de niños procesionando en una catedral hacia el altar

Hoy damos gracias por todos los que han trabajado para llevar la Buena Nueva a zonas donde antes era desconocida, tanto en tiempos históricos como más recientes, y respondemos con fe a la llamada de Dios a la Iglesia en nuestros días para difundir el Evangelio y proclamar su reino en el mundo.

Salmo 138

Acción de gracias por el favor de Jehová Salmo de David.

Te doy gracias de todo corazón, frente a los dioses tañeré para ti.

Me postraré hacia tu santuario para darte gracias: por tu lealtad y fidelidad, pues tu promesa supera a tu fama.

Cuando te invoqué, me escuchaste, avivaste mis bríos.

Que te den gracias, Señor, los reyes de la tierra al escuchar el oráculo de tu boca;

canten la conducta del Señor, porque la gloria del Señor es grande;

el Señor es sublime, se fija en el humilde, y al soberbio lo trata a distancia.

Cuando camino entre peligros, me conservas la vida; extiendes tu izquierda contra la furia del enemigo y tu derecha me salva.

El Señor completará sus favores conmigo: Señor, tu lealtad es eterna, no abandones la obra de tus manos.

Oración

Dios todopoderoso,

que llamaste a tu Iglesia a dar testimonio

que en Cristo reconciliaste al mundo contigo,

ayúdanos a proclamar la buena nueva de tu amor, para que todos los que la escuchen se unan a ti;

por el que murió por nosotros y resucitó, y reina contigo y con el Espíritu Santo,

Un solo Dios, ahora y siempre. Amén.

Comparte